arquitecto-segovia-silencio-arquitectos-Abejas

Planeta en extinción

By: arquitecto segovia | 26 Mar 2018

Nuestro camino a través de los hechos más importantes (y despreciados) de nuestro mundo nos lleva hoy a hablar de las abejas, e incluso a plantear serias dudas constructivas sobre el estado psíquico imperante de nuestra sociedad. No quisiera ofender a nadie, mi intención es 100 % colaborativa, pero por responsabilidad hay que decir las cosas como son. Y es que solamente viendo la realidad con limpieza podremos aprender de ella y superar los problemas que se nos plantean.

El sencillo desarrollo lógico que guía este artículo es el siguiente:
– las plantas precisan de insectos polinizadores, como las abejas, para su reproducción
– y los animales y las personas precisamos de las plantas para nuestras más básicas funciones vitales (comer, respirar, etc)

La vida vegetal y animal en nuestro planeta se pliega a este esquema y, por lo tanto, cualquier amenaza al mismo es equivalente a firmar masivas sentencias de muerte. Llegados a este punto podemos acordarnos de Adolfo Hitler, o de Stalin -apodado así precisamente por ser “el hombre de acero”- y de muchos más. En nuestra Historia ya han caído sociedades humanas y animales enteras. Y el mismo proceso avanzará incólume mientras nuestros ojos no se abran y nuestra cabeza y corazón no despierten.

Atendiendo a esto, una persona buena, sana y feliz observaría con delicadeza ese maravilloso entramado de relaciones, aprendería, viviría plena e, incluso, ayudaría a esta realidad a ser.

Nuestra sociedad, en cambio… como decirlo… Está saboteando persistentemente toda vida a su alrededor. Somos terroristas de la naturaleza: atacamos sin conciencia incluso los más frágiles eslabones de la cadena que nos mantiene colgando sobre el precipicio. Y a eso lo llamamos “libertad”. Lo siento de corazón, y nunca mejor dicho porque los hechos son descorazonadores… pero los hechos son los hechos. Actuamos sin reflexión, razonamiento o contraste; siempre desde las prisas, la ofuscación y la sinrazón.

La última muestra de ello es la implantación, por parte del Ayuntamiento de Segovia, del sistema de telecomunicaciones para móviles 5G. ¿Ofrecen garantías de seguridad? mmmmm… concretamente han utilizado las palabras “laboratorio de pruebas” ¿Se han dado cuenta de que están saboteando la vida de nuestro planeta? mmmm… afirman que Telefónica “ha elegido a Segovia”, o sea que ni siquiera han pensado en ello. Evidentemente hay que dudar de que los accionistas de una macro-empresa piensen en las abejas, de hecho lo más probable es que sean mandados del dios-dólar.

Si las abejas atacan a portadores de máquinas generadoras de campos electromagnéticos, como las motosierras, no es por casualidad. Entendamos el mensaje, comprendamos lo que estos ataques de abejas significan, y caminemos con la naturaleza mano a mano. Manipular los campos electromagnéticos sin una seguridad absoluta en cada mínimo detalle es extremadamente peligroso, porque las abejas dependen de estos campos para vivir, y de las abejas depende todo lo demás para existir.

Señores míos, no puedo decirlo más claro: los humanos acabamos de llegar a la fiesta y, sin ver de qué va la cosa, estamos encendiendo dinamita. ¿Por qué será que ningún ser vivo valora positivamente los fuegos artificiales?… y digo bien “ser vivo”, pues tengo que dudar de que aquéllos que valoran positivamente los fuegos artificiales sean “humanos” e incluso de que estén “vivos”. “Qué más da! Si en realidad lo que sucede es que todos los animales son estúpidos e inferiores a los humanos!”. Pues bien… tiene toda la pinta de que la realidad es, más bien, la contraria.

Lo mejor que puede hacer la Concejalía de Innovación y Empleo de Segovia es abrir los ojos, reflexionar, virar el barco 180º y ponerse del lado de la naturaleza y del empleo basado en la realidad.

Si de verdad, Concejales, quieren ustedes trabajo… lo tienen delante de sus ojos, Así que ábranlos!. Si lo que quieren es mejorar, me alegro de que acerquemos posturas, hay una infinidad de cosas maravillosas que se pueden hacer.

Hago desde aquí un llamamiento al Ayuntamiento de Segovia: conviertan Segovia en un territorio libre de amenazas a la naturaleza, y pónganse de verdad al frente de una lucha contra la sinrazón. Creen que ofrecen una alternativa, pero en contra de la naturaleza no hay victoria posible. Está claro que el bando que ustedes ocupan hasta la actualidad trabaja obstinado por la destrucción de la vida de este planeta.

Una vez más tengo que recordarles lo evidente. Todos los años se quedan delante de una estatua, viendo supuestamente pasar una hoja más de un libro rígido e inflexible. Lo celebran y se congratulan… pero no se dan cuenta de que su patrón, San Frutos, era conocido por su amor a los pájaros. Pues bien… siempre que esperen pasar la hoja, acuérdense y sepan que son ustedes responsables de la destrucción de los mismos pájaros que San Frutos, al que ustedes denominan “Patrón”, amaba.

arquitecto-segovia-silencio-arquitectos-Abejas

Girasol fotografiado en plano

Las abejas son nuestras compañeras desde hace milenios, y ya mueren en masa a causa de nuestra traición. Están cayendo colmenas por miles en nuestro país y en todos los países del mundo con tradición apícola; están muriendo billones de abejas entre espasmos musculares. Sí, espasmos musculares. Las que quedan vivas tienen que realizar esfuerzos colosales por sacar a las muertas de las colmenas para así poder seguir viviendo. Envenenamos persistentemente a estos seres maravillosos e inocentes. Y ustedes a esto lo llaman progreso.

¿Qué nos dirá Telefónica que es comestible cuando haya participado en el fin de toda la vida de nuestro planeta? Observen qué cosas se dicen comestibles ya a día de hoy. Es increíble lo que hacen los psicópatas cuando se ven optimistas. Y qué curioso que estos grandes gerifaltes, para ellos y sus familias… muchas veces consuman limpio, consuman súper ecológico y quieran mesurar la tecnología para sus niños. Qué duda cabe! Esto no es una sociedad sino una granja, una explotación.

Pisen el suelo, toquen la tierra con sus manos, abran los ojos por el bien del mundo en el que todos vivimos. Su ilusión, y la ilusión de todos aquéllos que alimentan la de ustedes, es la puerta que nos lleva al abismo.

A toda persona que entienda que no se debe jugar con la naturaleza porque es la misma tierra que nos sostiene, le invito a reflexionar sobre el tema y a unirse a las miles personas que piden transparencia y reflexión al Ayuntamiento.

Es inaceptable que no se tengan en cuenta la salud, la naturaleza, la opinión pública y la transparencia en las administraciones públicas a la hora de desplegar tecnologías invasoras de este tipo.

Puedes apoyar el sentido común firmando nuestra petición en change.org o uniendote a los eventos que publicamos en el facebook de “STOP 5G EN SEGOVIA”.

José Antonio Santos Pérez

 

entradas relacionadas

Write a comment